Austria suspende todas sus ayudas a organizaciones palestinas

«Se trata de una ruptura tal, que nos resulta imposible continuar con la agenda», se limita a explicar el Gobierno de Austria, lo que significa que por el momento no fluirá más dinero desde Viena hacia las organizaciones palestinas, con las que el país alpino mantiene una fluida relación de ayuda al desarrollo. El encargado de hacer pública la decisión ha sido el ministro de Asuntos Exteriores, el verde Alexander Schallenberg: «la magnitud del terror es espantosa».

A raíz de los ataques islamistas de Hamás contra Israel, en una decisión tomada por la coalición que componen conservadores y verdes, Austria suspende la cooperación al desarrollo con los palestinos. «De momento suspenderemos todos los pagos de la cooperación al desarrollo de Austria», ha anunciado Schallenberg en la emisora de radio Ö1. En conjunto, se está bloqueando un presupuesto de alrededor de 19 millones de euros anuales. Austria «revisará y evaluará» todos los proyectos con los territorios palestinos. El ministro ha añadido que se discutirán, además, medidas adicionales con socios internacionales.

Esta postura añade presión sobre Alemania, cuya ministra de Ayuda al Desarrollo, ha evitado hasta ahora dar ese paso. Svenja Schulze confirmó en Berlín que el Gobierno federal pondrá a prueba todo su compromiso con los territorios palestinos tras el importante ataque de Hamás, pero sin mencionar el bloqueo de las ayudas. «Queremos hacer esto de manera ordenada y en coordinación con nuestros socios. Queremos discutir con Israel cómo nuestros proyectos de desarrollo pueden servir mejor a la paz en la región y a la seguridad de Israel», ha dicho a primera hora de este lunes, «y en todo caso debe constar una expresión de nuestra inquebrantable solidaridad con Israel».

«En primer lugar, mi pensamiento está con las víctimas de esta terrible violencia, que sólo conoce a los perdedores, con los heridos, con los familiares de los muertos. Y condenamos enérgicamente este ataque a Israel«, ha declarado Schulze, que comentó la situación en Oriente Medio antes de una rueda de prensa sobre la ayuda alemana a la región del Sahel.

En el seno de la ‘coalición semáforo’ alemana hay desacuerdo al respecto. El Partido Socialdemócrata (SPD) y los Verdes quieren seguir financiando estatalmente a los palestinos, mientras el FDP se resiste. «Está absolutamente claro que el dinero de los impuestos alemanes no puede utilizarse directa o indirectamente para financiar el terrorismo», ha dicho el portavoz de política exterior del grupo parlamentario del SPD, Nils Schmid, que subraya que no todos los palestinos son terroristas.

Fortalecer la organización Hamás

«La ayuda financiera de Alemania proporciona a la gente un mejor acceso a la atención sanitaria, al agua y a los servicios sanitarios, oportunidades de formación y empleo para ofrecer a la gente una perspectiva y no llevarla a los brazos de los terroristas. La cancelación de estas medidas de ayuda no ayudaría a luchar contra el terrorismo y, por el contrario, fortalecería a organizaciones terroristas como Hamás», ha justificado Schmid.

Por parte de Los Verdes, Jürgen Trittin ha condenado «en los términos más enérgicos posibles» el ataque terrorista de Hamás, pero ha insistido en que la ayuda humanitaria se basa exclusivamente en las necesidades de las personas y en los principios humanitarios. «Esto se aplica tanto en Gaza y Cisjordania como en Siria y Afganistán. Es correcto y un mandato legal que todos los pagos se evalúen y controlen periódicamente, pero debemos mantener el objetivo mejorar las difíciles condiciones de vida de la población y contribuir a estabilizar la situación».

En el caso de Alemania estamos hablando de una partida presupuestaria más consistente que la de Austria. Según Trittin, «este año, el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores pondrá a disposición de la población de los territorios palestinos ocupados alrededor de 70 millones de euros, de los cuales 64 millones de euros se destinarán al ámbito de la ayuda humanitaria». Desde dentro del Gobierno, sólo el ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner (FDP), ha pedido una decisión rápida sobre la retirada de la ayuda financiera a los palestinos. Espera una recomendación de la Ministra de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock (Verdes), sobre cómo debe proceder el Estado alemán con el apoyo financiero a los palestinos a la luz de la violencia. «Cualquier consecuencia podría aplicarse inmediatamente», ha mostrado su disposición a aplicar de inmediato cualquier decisión en ese sentido.

Según los presupuestos generales, para los años 2021 y 2022 el Gobierno alemán destinó a los palestinos fondos por valor de más de 340 millones de euros en los ámbitos de ayuda humanitaria y desarrollo. Según el gobierno, los proyectos se implementan a través de organizaciones alemanas que trabajan en los territorios palestinos. Los socios políticos son los ministerios especializados de la Autoridad Palestina. La ministra Schulze garantiza que «el dinero se utilizara para la paz y no para los terroristas, pero estos ataques contra Israel son un terrible punto de inflexión. Por lo tanto, examinaremos todo nuestro compromiso con los territorios palestinos».

El director de la Fundación Memorial Buchenwald y Mittelbau-Dora, Jens-Christian Wagner, ha llamado por su parte al sentido de la proporción. «Creo que está mal suspender toda ayuda a los palestinos, eso no hace justicia a la complejidad de la situación allí».