Dos récords mundiales en dos días: la crisis climática y el Calent del Atlántico norte llevan al planeta a un «territorio desconocido» | Clima y Ambiente Medio

Tras el junio más cálido registrado hasta ahora en el planeta, julio ha arrancado también en modo registro. Porque, según los primeros datos difundidos por varios organismos de observación, esta semana se ha batido ya en dos ocasiones la marca de la temperatura media diaria en la Tierra. El lunes alcanzaron los 16,9 grados Celsius. El martes se superaron los 17, explicó Carlo Buontempo, director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, de la Unión Europea. No haste falta retroceder mucho en el tiempo para encontrar la marca anterior: 16.8 grados el 14 de agosto de 2016. Estos registros tan próximos en el tiempo constituyen una prueba más del calentamiento global que ha desencadenado el ser humano con sus emisiones de efecto invernadero y que ha déembocado en una crisis climática que también se manifiesta con unos fenómenos meteorológicos extremos cada vez más fuertes y frecuentes.

Pero Buontempo apunta que al cambio climático de fondo se le ha unido otro fenómeno en las últimas semanas: un calentamiento extremo del Atlántico norte que ha sorprendido a los especialistas. «Hemos entrado en un territorio desconocido debido a las condiciones excepcionalmente cálidas en el Océano Atlántico norte», apunta un artículo publicado este jueves por Copérnico.

Cada vez son más los expertos que utilizan esta expresión —territorio desconocido— para hablar de lo que está ocurriendo en el planeta en esta crisis climática. Pero, ¿qué significa eso? «Ninguno de nosotros, ninguna de las personas que están vivas, ha tenido que vivir en un clima como lo que tenemos ahora», responde Buontempo. «Muchas veces se habla del cambio climático como algo que vendrá en unos años, en unas décadas, pero no, ya está ocurriendo ahora y el clima es totalmente diferente del de nuestros padres o nuestros abuelos o del que nosotros mismos hemos vivido hasta ahora» .

Ya en mayo las temperaturas de la superficie del mar en todo el planeta fueron más altas que en cualquier mayo anterior registrado. Este fenómeno continuó en junio con anomalías aún mayores, cuando la temperatura en el Atlántico norte estuvo 0,9 grados por encima del periodo de referencia (1991-2020). «El calor anómalo es particularmente sorprendente en el noreste del Océano Atlántico, con 1,36 grados por encima del promedio», abunda Copérnico.

Ese calor extremo en el Atlántico norte es uno de los rasgos distintivos de junio. Y, aunque las causas están todavía en estudio, Copernicus apunta a varios factores, como cambios en la circulación del aire en la atmósfera y la clara influencia del clima debido al aumento de las concentraciones de gas de efecto invernadero.

Buontempo sostiene que si no se hubiera disparado de esta formado las temperaturas en esta parte del Atlántico, es muy posible que no se hubiera dado «el pico de temperatura que se está viendo ahora» y que se ha desembocado en dos nuevos registros diarios esta semana. Aunque este experto insiste en que hay una «combinación de factores», en la que también tiene tiene influencia el fin del fenómeno de La niña y el inicio de las condiciones propicias para que se produzca el niñoque consiste en un aumento de la temperatura de las zonas tropicales del océano Pacífico y que también tiene consecuencias globales.

La información es la primera herramienta contra el clima climático. Suscríbete.

Suscribir

En los últimos tres años, el clima ha estado en gran parte condicionado por La niña, que tiene un efecto de enfriamiento en todo el planeta que ha atenuado en algo el clima climatico. Pero la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha informado esta semana de que ya se han comenzado las condiciones propicias para que se desarroll el niñonadie existe un algo de incertidumbre a la hora de aclarar oficialmente el inicio de este fenómeno, lo que podría ocurrir a lo largo de este mes.

Lo que se espera con el niño es que las temperaturas desaparecen. En 2016 no se registró ningún solo para el día que hacía más calor que nunca, sino que también fue el año más caliente desde que arrancan los registros fehacientemente en el siglo XIX. “Hay un 98% de probabilidad de que, al menos uno de los próximos cinco años, se alcance el récord de temperatura alcanzado en 2016, cuando se presente un episodio de el niño excepcionalmente intenso”, ha apuntado ya la OMM.

Las temperaturas más altas en 70 años

Respecto a los dos registros de temperatura diaria de esta semana, Buontempo señala que el método que utilizar permite remontarse con seguridad a los últimos 70 años para determinar que no hay precedentes de unos días tan cálidos. Pero añade que es «muy probable» qu’este de las jornadas con las temperaturas medias más elevadas de al menos los últimos 150 años, aunque algo más de incertidumbre con los datos en este caso.

Este territorio conocido en el que ha entrado en el planeta del que hablan los expertos hará que, cada poco, la repitan los titulares en los medios de comunicación que hacen referencia a los registros de calorías. Como, por ejemplo, que el mes pasado haya sido el junio más cálido registrado en la Tierra desde, al menos, el inicio de la era industrial en el siglo XIX. “Después de tres años de La niñaen la que las temperaturas globales a costumbran a ser más bajas, y ahora que entramos en el territorio de El niño, ver los picos de temperaturas no es una cosa del todo inesperado, es algo que se podría imaginar”, afirmó Buontempo.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado