En carreras ilegales: esta es nuestra mano

Un árbitro baja los brazos y dos coches aceleran a fondo entre un pasillo de chavales que no pierden ojo. Todos nuestros vehículos son agarrados: lanzadas, derrapes o siniestrados, la llanta del neumático averiado,los tubos de escape expulsan las llamas del fuego, las motos cross en pleno caballitoy también accidentes, e incluso mortales. Todos los conciertos y fiestas del año se organizan en Valencia y algunas de las personas que se suben a las llamadas kdds, encuentros de amantes del motor que se citan para comparar sus vehículos tuneados y algunos de los casos con técnica y velocidad sobre el asfalto. Se decide, en carreras ilegales.

Sigue la leyenda….