“Es un punto sacar el regalo de Navidad”

“Es un punto para sortear todos los regalos de Navidad que entendido por adelantado ahorrar, porque no tengo luz desde el sábado”, dice Mariana, quien vive en el barrio privado de Ayres de Pilar. Son 900 sin luz y agua desde el sábado, producto de la tragedia temporal que se cometió sin perder gran parte de Buenos Aires. Su realidad son los kilómetros de personas que, entre comida perdida, remedios basura, noches oscuras y botellas de agua tibia para bañarse Ni siquiera tienes tiempo para mantener la electricidad en tu casa.

Este martes contaba con 180.000 usuarios que, a día de hoy, no habían devuelto el servicio de luz desde casa a la madrugada. La mayoría de sus hijos de Edenor: 150.000. El restaurante de Edesur.

Los aumentos de precios debido a la devaluación han provocado que muchas personas eviten las compras navideñas de todo lo relacionado con la carne, pero Los cortes de luz se extienden más alto para que todo el dinero se revierta y se pierda.. Oscar Arévalo (65 años), del barrio Lomas de Moreno, es uno de ellos. “No tenemos ni luz ni agua desde el día de la tormenta. Tienes todas las compras navideñas y las pierdes en el hielo y en el congelador”, dijo uno Clarín.

Un puesto caído en el barrio Lomas de Moreno que después del día del tumulto sigue igual.

La misma situación es la de Gabriel Soto (65 años), del barrio Altos de la Torre, Moreno, quien vive con sus dos hijos y su esposa. “Todo el barrio está sin luz, pero hay señal en los celulares. Por el momento podemos manejar la situación con calma. No tenemos agua, del municipio hay un camión en la ruta 25 entregando una botella de agua para la familia. Estamos listos para adquirir los alimentos que compramos para las fiestas. No estamos capacitados para mantener la carne fría”, afirmó.

Matilde Galina vive en el barrio La Bota de Benavídez, y Tigre. Desde lo temporal, tu cotidianidad es “caótica”. Trabaja en el home office, pero todos los días trabaja desde el celular y sin posibilidad de sumarse a reuniones. “Trabajo con mi bebé y hago vueltas, porque en el jardín materno no hay luz. No desperdicio comida porque puedo ir a hacer todo en casa con mi azúcar, pero también me quedé conmigo mismo al salir de casa sola porque llevo tantos días sin que funcione la alarma”, agregó.

Se enviaron cables al barrio La Bota de Benavídez, en Tigre, donde los pobladores no tienen respuesta de Edenor ni de las autoridades.Se enviaron cables al barrio La Bota de Benavídez, en Tigre, donde los pobladores no tienen respuesta de Edenor ni de las autoridades.

“Las estaciones de servicio se utilizan sin hielo para demostrar a los lugares que están cuidando cómo pueden tener el frío de sus alimentos. Tengo un lugar para vender productos congelados y perdí tu tienda”, en relación a la situación de su barrio y garantizar la seguridad. su reclamo ante Edenor y el Regulador Nacional de Electricidad (ENRE). Esperamos respuesta hoy, como el resto de los 180.000 usuarios sin servicio.

Camila López es de Bella Vista, socia de San Miguel, y tiene el poder de ser una persona familiar que compra los alimentos para conservarlos. “Les pudimos llevar lo que era de las fiestas para no perderlo. Como mi madre es soltera nuestra preocupación es perder este alimento que es muy bonito. Las cosas que hay en la heladera (leche, crema, quesos) si los tuvimos que tirar pero el congelador nos salvó la vida”, explicó

En cuanto a la situación, es lo mismo.

En Florencio Varela, en la calle Chañar entre Cabildo y Primera Junta, los vecinos siguen esperando la luz y la venta de agua con cierta presión. “El tiempo es rápido, porque coloco el teléfono en su lugar y estoy con un 5% de batería”, dijo Débora Silva a Speed.

“Solamente, es una fase donde estamos sin luz. Puedo llamar a Edesur y reclamar. Mientras el helado esté completamente vacío, perderás toda la comida con la comida que ahora está comiendo helado. También debe tomar todos los remedios necesarios para su tratamiento», explicó uno Clarín.

La luz no es el único problema, la baja presión no puede encender la bomba de agua. “Nosotros nos ocuparemos de las calvas y calentaremos el agua de nuestras bañeras. «Compramos pizza porque no podemos conservar la comida», dijo y se manifestó cargando celulares que están en casa de un amigo.

Alejandra Aramayo vive fuera del casco urbano, en el barrio El Retiro.  La procesión llegó a los 4 días de la madrugada del Domingo y no despegó.Alejandra Aramayo vive fuera del casco urbano, en el barrio El Retiro. La procesión llegó a los 4 días de la madrugada del Domingo y no despegó.

La placa debe ajustarse al temporal. Alejandra Aramayo vive fuera del casco urbano, en el barrio El Retiro. La procesión llegó a los 4 días de la madrugada del Domingo y no despegó. “Es difícil superar la situación, usamos velas. Perdió toda la comida del congelador., no tenemos que preocuparnos por las cosas que tenemos que hacer. “Bastante carne comprada con anticipación para las fiestas y para vivir”, dijo brevemente.

« Depuis le temps, nous sommes sans lumière, si bien que notre maison ne souffre pas de destructions, à certains moments, ils volent le technicien et perdent beaucoup de choses, à d’autres seulement de les briser les fenêtres ou les persiennes, mais todo el mundo Estamos en completa oscuridad por la noche, como las apagonas del verano. y en total somos unas 15 familias”, dijo Chiara de Villaflor, de Wilde.

Chiara del barrio de Villaflor, Wilde, lleva tres días sin luz.Chiara del barrio de Villaflor, Wilde, lleva tres días sin luz.

“Para una familia de cinco personas que están trabajando y terminando la universidad, no es difícil acceder a Internet o cargar el celular para comunicarse. Podemos darnos el lujo de ir al interior de la casa de mi abuela o cargar los teléfonos. También como que nuestras mascotas vuelan porque no quiero estar solo tanto tiempo”, añadió.