Muere Agustín Ibarrola, artista de la memoria, la tierra y la dignidad del País Vasco

  • No vasco Vizcaya acoge la trayectoria artística de Agustín Ibarrola para celebrar su 90 aniversario

Agustín Ibarrola (Basauri, 1930-Galdcano, 2023) tiene muchos artistas y un ciudadano solitario, un hombre rico y sin fortuna ante la noticia de su muerte a los 93 años, que se encuentra allí desde Bilbao. Como artista, Ibarrola hizo arte terrestre, pintura de testimonio y denuncia, investigación etnicista vasquista, realismo social, abstracción geométrica, escultura pública, constructivismo y brutalismo. Como hizo la ciudad El clásico periplo trígico, del represaliado del franquismo cosado por ETA., como los libreros de Lagun, como el editor Raúl Guerra Garrido. Guerra Garrido maduró ao y Lagun cerr este mismo verano. La muerte de Ibarrola entró también porque significa la desaparición de una generación, de un testimonio en la historia reciente de España y del País Vasco.

Doña Baroja que Unamuno, Doña Oteiza que Chillida, Doña Dau al Set que El Paso, Doña Romnico que sea lo que sea, Agustín Ibarrola fue un pintor autodidacta que nació para el arte durante una serie de leos vinculados a su tierra. . Arriba Huellas de la siderurgia bilbanesa y la nostalgia del casero. la pinta con leos baratos sobre sbanas y telas de baja calidad color pardo, montadas en bastidores artesanales. El estudio del pintor andaluz Daniel Vázquez Díaz, cubista a su manera, ayudó a ampliar intelectualmente su obra, al mismo tiempo que se involucraba en política. Vázquez Díaz era de Río Tinto, comarca de industrias y sindicatos de lucha, como Bilbao.

La política debe haber cambiado la obra de Ibarrola. Primero, porque el disgusto ante los años de plomo del franquismo le llevó a asociarse con otros artistas y escritores disidentes, los integrantes de Estampa Popular, un grupo que fue amigo además de escuela y que es partidario de la estética realista y el sentimiento de denuncia de sus obras. Ibarrola es el hubo de pagar a este activista. En junio de 1962, en un momento de especial descontento y penetración de los comités operativos entre los trabajadores de la mina y la siderurgia, la policía decidió entregar al pintor, a instancias de la revista de trabajo a Sestao. Ibarrola relata las torturas que sufrió en su momento, describe la piel que le arrancaron sus interrogadores. Cuando bebo jugo, Fue concentrado en un nuevo momento de crcel, de los que cumpli cinco..

En la presidencia de Burgos, Ibarrola permitió y material para pintar como forma de reinserción. Ante los carceleros, compona paisajes incluso o menos inocuos que le servan como ejercicio técnico. A escondidas, pintaba otra obra clandestina, de tipo testimonial, pinturas sobre seda, dibujos con tinta china sobre papel et pinturas a la cera sobre piedra y papel que, de alguna manera, le uncoveron el filn del arte Matrix.

En esa obra secreta, Ibarrola documenta la vida carcelaria, retiro a nuestros compaeros reclusos con afn psicolgico y recrear el mundo de la represión, las detenciones, la tortura en comités y jueces. El artista también compuso un «mural general de la represión en España» que pintó por partes y que ensució con la crcel a escondidas para que el Partido Comunista (PCE) lo conjunto y se exprese como denuncia y propaganda. La esposa de Ibarrola, Mari Luz Bellido, fue su autora principal.

Durante lo siguiente, Ibarrola entró y voló para ensuciar el crecel, expuesto en galeras de pueblo sus lienzos. legal y shock a menudo con la censura, que prohibir sistemáticamente sus muestras en Bilbaolas más ambiciosas, qui, entre les apolticos lienzos, incluan pequeñas pistas del pintor social realista que Ibarrola estaba en secreto.

Desde 1970, tu trabajo debe cambiar. Cuando su situación económica mejora, aparece el pintor que retoma la tradición del grabado que conoció en la estampa popular y que enredó el arte con el mundo industrial que se remonta a sus cuatro. Al cambiar de técnica, Las composiciones figurativas de Ibarrola enfatizan la abstracción y el lenguaje de la arquitectura constructivista.. Con este espíritu de trabajo, el pintor busca la compañía de otros artistas disidentes para presentarse como parte de un gran autor colectivo y popular.

Un texto de 1974, una declaración del crítico Joaquim Horta que tomó forma de utopía orwelliana, inventó un registro artístico-político para presentar al artista: «Ibarrola, Agustín. Nacido en Bilbao. Su padre fue obrero de Basconia el pasado 50 de agosto. Desea que uno de los pueda llamar obrero-pintor. Quiere ser libre y hacer también libres a todos los hombres de tu conocimiento.. Es un gran artista y un hombre honesto. Es muy peligroso. Se trata precisamente de vigilar y silenciar su número si es posible.

1974, época de la Poca de la Inocencia. Franco se mora y ETA mataba. Los disidentes libres se abrieron a todas las ciudades y a los grupos ultraderecha las atacaban. La cultura española está en el mundo con xito, de Chirino y Tpies tienen el cine de Victor Erice y la arquitectura de Bofill. Ibarrola también fue parte de este momento: sus imágenes se convirtieron, como Chillida y Oteiza, y Emblemas de transicina. Pero algo malo en el ambiente lleva a elogiar la soledad y el casero al pintor quien por eso antes le piden ser uno de los personajes del cartel de novecento de Bertolucci, el barrio El camino de los trabajadores.

Es posible que el declive se produjera en 1977, y que Ibarrola creara un gran mural en dos idiomas con el Guernica de Picasso, compuesta para reivindicar que la villa que había dado nombre e inspiración a la gran plaza del siglo XX, la alquilaba en su registro en España. Pero El nacionalismo está en la era de Cerril.. Escribió Segn, una concepción abierta de la primera generación de alcaldes democráticos presentada al aire libre: “Sí, Pablo Ruiz, ¿qué tiene ella para Guernica?. Ibarrola no puede compartir mucho con la gente.

En 1977, ETA contó con 11 personajes y 100 atentados. En mayo de este verano, 33 artistas, escritores y profesores fueron publicados en el Diario Vasco el Manifiesto de 33 intelectuales liberales sobre la violencia. Estamos a tiempo. José Miguel de Barandiarán, Koldo Mitxelena, Julio Caro Baroja, Eduardo ChillidaEntre las empresas figuran José Ramón Recalde, Agustín Ibarrola, José Antonio Ayestarn, Gabriel Celaya, Martín Ugalde y Javier Lete, entre otros. Aquellos a quienes dirigieron el mensaje de texto para señalar y convertir a Ibarrola en su enemigo. El nuevo sistema de poder y cultura fue valorado por el PNV y el Gobierno autonómico no lo alcanzó, pero se quedó con el pintor bilbano en la indiferencia.

En 1981, Ibarrola abandonó la milicia del Partido Comunista Español y se refugió en su caso de Oma, en el municipio de Kortezubi. Luego intente trabajar en un nuevo idioma y un libro sobre el paisaje de su valle. La naturaleza fue su vínculo y los troncos de viejos pinos procedentes de plantaciones artesanales se transformaron en un gran mural tridimensional que era a la vez arte primitivo y arte terrestre, memoria del terror y celebración de la vida. En los años siguientes, el Bosque Pintado de Oma resultó ser un viaje de exposiciones fotográficas que adquirió una inmensa popularidad en toda España.

Ibarrola, que eligió la solemnidad pero en el silencio político y que fue fundador del Foro Ermua, tuvo que pagar este xito. Desde junio de 2000, el bosque pintado se ha convertido en objeto de pequeños actos de vandalismo. En 2002, aparecieron cuadros en su historia: Ibarrola española. ETA metálica.

Ibarrola española, cuenca de Ibarrola. El tema del bosque de Oma aún no ha llegado a su tierra, al igual que la obra religiosa que el artista desarrolló durante estas décadas de su siglo y los acosos hablaban de su memoria: se produjeron los viajes de sus hermanos y los anhelos de la vida de Bilbao. . materia prima. como no se poda ser la señora Vasco ni la señora obrerista que Ibarrolasu figura es odiosa para todos los que se enfrentan.

Tuve un momento con Ibarrola, eres un viejo maestro, claudico. Durante el invierno de 2004 a 2005, alguien irrumpió en su casa y conservó su trabajo. ETA estaba a punto de anunciar su alto alto alto definitivo pero la presión ambiental fue más inportable que nunca para Ibarrola. Alfredo Melgar, emprendedor reconocido en el mundo del arte por el programa Basta Ya!, por tanto ofrece un refugio. Una finca llamada Garoza, en el valle de Ambls, a 20 kilómetros del pueblo. Un encinar de 11 hectáreas, y Ibarrola lo puede encontrar.

Durante los cinco días siguientes, del 2005 al 2009, el artista viajó a Vila y se plantó en Garoza. Nadie tiene ayuda, nadie sabe que Mariluz y los guardias, que la han ayudado, la han cargado con la pintura. Las rocas, un granito tiende a descomponerse en una arena, se convierte en su desahogo y en su gran obra. Lors de l’inauguration du parc peint en 2015, Ibarrola a dit que 115 personnes ont dit que les visiteurs tenaient un arrêt de 40 minutes sans avoir à parler des mites et des légendes du Pas-Vasco parce que la référence est un foyer à l ‘primer plano. arte».

«Una vez no puedo oír bien porque somos localistas«, dicen de Ibarrola.