719 arrestos durante la noche del sábado al domingo, incidentes limitados

En Reunión, violencia urbana

Menos enfrentamientos entre los alborotadores y las fuerzas del orden, menos incendios de vehículos, cubos de basura o palés de madera bloqueando la carretera: la violencia urbana fue más limitada durante la noche del sábado al domingo en Reunión en comparación con la noche anterior. Según Parvine Lacombe, jefa de gabinete del prefecto, esta violencia «fueron cometidos de una manera más puntual» en diez localidades de la isla. “Sin medida común con el día anterior”.

Los enfrentamientos se concentraron en el distrito de Chaudron, en Saint-Denis. Entre la medianoche y las 4 a.m., los alborotadores fueron atacados con piedras, cócteles molotov y algunos disparos de mortero, policías y gendarmes, que respondieron con bombas lacrimógenas. Estos enfrentamientos no causaron heridos. “Hubo hostilidad, pero la violencia disminuyó en intensidad”observa el comisario Laurent Fraysse, director territorial de la policía nacional. “Los alborotadores jugaron al gato y al ratón con nuestros compañeros”, en sustitución de Idriss Rangassamy, secretario regional del sindicato Alliance Police. Los mediadores de la ciudad de Saint-Denis habían intentado aliviar las tensiones al comienzo de la noche.

Cuatro personas fueron detenidas en Saint-Denis, Port y Saint-Pierre. En toda la isla, la policía contabilizó 70 incendios, principalmente botes de basura y algunos vehículos. “La ventana de un concesionario de motocicletas, en el distrito de Chaudron, fue dañada por el lanzamiento de proyectiles, informa la prefectura de Reunión. En Saint-Louis, el edificio de la policía municipal fue objeto de proyectiles”. 220 policías y gendarmes se desplegaron en el departamento durante la noche.

En un comunicado de prensa, el prefecto de Reunión, Jérôme Filippini, volvió a condenar “definir estos eventos” y un « renovar[é] su llamado al apaciguamiento. En una columna publicada en los medios locales, el alcalde de la ciudad de Le Port, Olivier Hoarau (varios a la izquierda) también condenó «con la mayor firmeza estos actos». “La violencia es inaceptable, imperdonable. Nunca resolvió ningún problema”, escribe el elegido. Durante la noche del jueves al viernes, la Casa del Ciudadano de su comuna, punto de acceso a la justicia, había sido vandalizada e incendiada parcialmente. “Reviviremos la Maison du citoyen de sus cenizas. Y continuaremos la labor de mediación social en los barrios, porque creemos más que nunca en el poder del diálogo”agrega el Sr. Hoarau.

El sábado por la tarde, el presidente del consejo departamental de La Réunion, Cyrille Melchior, también tomó la palabra para «condenar estas acciones que de ninguna manera resuelven la situación en Francia». “Llamo a la razón y al apaciguamiento aquí en nuestra isla pidiendo a todos que confíen en la justicia”comunica el elegido.

Jérôme Talpin (Saint-Denis (Reunión), correspondencia)