Así se hace el limpiador casero viral con el llegar a todas las esquinas del coche

Mantener limpios los lugares en los que más tiempo pasamos es algo imprescindible para encontrarnos a gusto y que, incluso, puede afectar en nuestra salud mental. En el caso del coche, a veces tendemos a olvidarnos de su interiror y solo limpiarlo por fuera, pues supone menos esfuerzo.

Pero limpiarlo por dentro también es muy importante. El salpicadero, el volante, el conducto del aire acondicionado, la pantalla (si la tiene) y otros compartimentos, tienden a acumular polvo y otro tipo de suciedad. Si no la retiramos de vez en cuando, al final también podrá afectar a nuestra salud, inhalando polvo, ácaros, bacterias y otras partículas dañinas.

Además, tener el coche sucio hasta cierto punto puede suponer peligros para la conducción. Así lo refleja el Reglamento General de Circulación (RGC), indicando que «la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circula». Además, no cumplir con ello podría acarrear una multa de entre 80 y 200 euros.

Aunque esto es de gran importancia, lo cierto es que limpiar el coche por dentro en profundidad es una tarea algo tediosa y requiere de bastante tiempo, algo que muchas personas no tienen o no se pueden permitir pagar por que le cubran ese servicio.

Para facilitar esto, las redes han dado una idea que puede resultar de lo más útil, a la par que curiosa. En concreto se trata de un limpiador que se ha hecho popular por varios vídeos de TikTok. No es otra cosa que el ‘slime’.

Tal y como se ve en estas imágenes, parece casi magia. Esta masa viscosa que a priori es un juguete, sirve como un magnífico limpiador para el interior del coche, llegando a aquellos rincones en los que incluso no llegaríamos con un trapo o una esponja.

Aunque, como en la publicación, existe ‘slime’ a la venta, si quieres ahorrar unos euros puedes hacer este limpiador totalmente casero siguiendo la receta para hacer ‘slime’, que es tan sencilla que hasta los niños la practican. Esto es lo que necesitas:

  • Mezcla, en un recipiente de plástico, media taza de pegamento o cola blanca con una cucharada de detergente líquido lentamente.

  • Remueve bien y agrega dos o tres cucharadas de agua, mientras sigues mezclando hasta formar una masa homogénea. Siempre hay que mezclar en la misma dirección, y mejor si es con una cuchara o utensilio de plástico.

  • Si quieres que tenga color, es el momento de echarle colorante.

  • Para acabar, debes añador unataza de bicarbonato de sodio a esta mezcla y seguir removiendo hasta que no queden grumos y quede una masa pegajosa pero que no se adhiera a los dedos.

Ahora ya tienes tu ‘slime’ listo para dejar como los chorros del oro zonas del coche como el salpicadero, la palanca de cambios, todos los botones de la consola central, del volante, los huecos de las puertas, los tiradores y todo lo que te imagines. Puedes usarlo hasta que deje de atrapar la suciedad y volver a hacer uno nuevo, aunque aguantará bastante tiempo.