Calviño ampliará las ayudas hipotecarias sin la vista en el banquillo derecho

El Ministerio de Economía cerrará el Consejo de Ministros antes de asumir el cargo el año pasado, reforzando las ayudas hipotecarias, apoyadas en códigos de buenas prácticas. Y no conoceré el correcto punto de vista del banco, que considera innecesaria la medida.

La vicepresidenta primera y ministra de Ramo Nadia Calviño aumentará el importe del alquiler de 29.000 euros a 38.000 euros para acogerse a las ayudas. El objetivo es conseguir un gran número de ingresos mediáticos que puedan registrarse en los medios; Una vez desarrollado, utilizando los cálculos del Banco de España, el incremento sombra será posible del que podrán beneficiarse 100.000 familias más.

Los medios de subsistencia hipotecario consisten en “la congelación del tipo de intereses durante 12 meses, es decir, la congelación de la moneda durante este período; la ampliación del límite máximo de amortización hasta varios años; y, en el caso de viviendas con alquileres inferiores a 25.200 euros aproximadamente, se añade la posibilidad de 2 años de alquiler”, declaró el ministerio.

Assimismo, el Gobierno ampliará la amortización anticipada gratuita de las hipotecas, así como la posibilidad de modificar la tipología variable en función o de forma combinada. Estas son las razones que esgrimió el ministerio y que habían sido ampliamente utilizadas por los consumidores en todo 2023. “En 2024, se ampliarán la suspensión de todas las comisiones de amortización anticipada de los préstamos hipotecarios de tipo variable y la conversión a tipo fijo. conversiones gratuitas de tipo variable a mixto”, dijo el departamento de Calviño.

Además, Economía también aprobó la prohibición según la cual los bancos deben pagar a los alcaldes mayores de 65 años para comprar dinero de su cuenta en venta. Una medida también incluida en el trabajo del gobierno con Sumar. El vicepresidente económico pudo destacar el compromiso de algunas entidades que suprimieron esta comisión, pero hoy también separó algunos escaños para mantenerlas.

Todo ello le permitió transportar a Calviño a los bancos durante una reunión que tuvo lugar en el Ministerio de Empresarial Sectorial AEB, CECA y Unacc, y si bien también está presente en el Banco de España, entre otros. Las entidades financieras, por su parte, consideran que no es necesario ampliar las ayudas hipotecarias a la vista de los datos y la evolución de la economía.

“Las solicitudes recibidas para los códigos de buenas prácticas hipotecarias en 2023 se extienden a más de 55.000 Hasta septiembre, según datos del Banco de España, la cifra más alta de peticiones es la que debe demostrar su necesidad y utilidad. Así se resumen las medidas alternativas de subsistencia acordadas bilateralmente entre las entidades financieras y sus clientes, como renegociaciones, refinanciaciones y, sobre todo, amortizaciones anticipadas”, indicó el ministerio.

impuesto bancario

Al margen de todo ello, en la calle de la presentación, el vicepresidente senior renunció a contestar la polémica suscitada por la voz de sus discusiones del pasado viernes sobre la posibilidad de revisar o modificar el impuesto a la banca. Tanto Calviño como los jefes confirmaron que el asegurado no fue atendido en la reunión, según afirmó el Ministerio de Economía.

Calviño tiene un tratado de rebajar el tono por lo que no hay «ninguna novedad» respecto a la plantación del Gobierno sobre el peso de las entidades financieras. Indicó que las palabras del otro día tenían relación con la que precedió a la norma que creó el impuesto temporal y que fueron pactadas con Sumar para hacer presidente a Pedro Sánchez.

El vicepresidente, así, evitó discutir si se considera justificado mantener el impuesto, lo hará de forma permanente, como así se configura en la noticia. Cabe recordar, en este sentido, que les viernes planteó una revisión de la obra sobre la base de que las circunstancias de tipos de intereses habían cambiado; Esto es lo que generó el sentimiento de Sumar, concretamente de su líder Yolanda Díaz, quien declaró a la parte socialista del ejecutivo que había que cumplir el pacto.