Cientos de personas se concentran en Cibeles contra la “mascletà” y “sus consecuencias” sobre la fauna y la flora

Cientos de personas se concentraron este sábado en la plaza de Cibeles, convocadas por Anima Naturalis en respuesta a la mascletà que se celebra en Madrid Río y para protestar por «las consecuencias» sobre la fauna y la flora del entorno. Mientras carteles amarillos en el aire descienden sobre «Sin pirotecnia», los asistentes, a aproximadamente 200 segundos de la policía municipal y 400 segundos de la delegación gubernamental, denunciaron la celebración del acto con firmantes como “Almeida, Madrid no calla”, “Menos ruido y más empatía” o “No a la mascletà”. Durante la concentración fue especialmente criticado el carácter del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. “Por una apuesta podemos pagar 46.000 euros en 300 kilos de pólvora en una zona renaturalizada con más de 180 especies de animales y esto podría perjudicar tanto al ecosistema como a las personas y animales que hay en la zona”, recalculó el coordinador de Anima . Naturalis, Jaime Posada. Noticia Relacionada ‘Minifallas’ el domingo estandar No Mascletá de Madrid: dónde se celebra hoy, a estas horas, y cómo leer “La pirotecnia puede provocar en animales paros cardíacos, sordera”, informaron desde la entidad que recoge que las personas también puedes “sufrir los mismos daños”. En esta línea, Posada indicó la existencia de un hospital cercano, donde “muchas personas pueden verse afectadas”. Además, señaló que el ruido, que continuó “en forma constante” durante unos minutos, podría evocar recuerdos de quienes “habían luchado por vivir la guerra”. Amisismo, lamentó que la acción no pueda llevarse a cabo, aunque, ante la posibilidad de poder organizarse el próximo año, aseguró que propone «un lugar donde no podemos ceder a nadie» y «otras alternativas a patrulla Valencia”. “Madrid no quiere pagar al partido del PP” Y en la concentración también escuchó a la portavoz socialista del Ayuntamiento, Reyes Maroto, quien denunció que Madrid no quiere pagar “al partido del Partido Popular para hacer las elecciones a Valencia”. “El lugar elegante es un entorno que, como los sabéis, está protegido. En esa época hay muchas especies de aves y, además, tienen un gran trabajo para recuperar todo lo que es la costa de Manzanares”, añadió. El amisismo, que se opuso a la alcaldesa de Valencia, María José Catalá Verdet, llamó «catetos» a los opositores de la «mascletà», una palabra «con una connotación muy negativa». En este sentido, reclamó respeto “porque la educación es para el todo”. “No hay gente de cateto, sólo gente que quiera trabajar por un Madrid mejor, por un Madrid verde y un Madrid social”, concluyó. “Un canto de Almeida” En otra manifestación, en este caso de apoyo al pueblo palestino, la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, declaró que su partido “no se movió de un lugar donde haya comenzado la polémica. En esta línea, confirmó que el evento es «un contrato de Almeida, con un contrato adjudicado en el último momento que se hará a una empresa amiga». «Esta persona, que no puede instalarse en un espacio medianamente protegido como el de Madrid Río, necesita paralizarse», denunció, celebrando hablar en número de una «mayoría mayor de ciudadanos».