Detenido un hombre por secuestrar y desmembrar a un niño de 14 años en Colombia

Las autoridades colombianas arrestaron este mes a Harold Echeverry, el presunto asesino de una niña de 14 años, sentada y desmembrada el pasado jueves en Santiago de Cali, en el sur del país.

También le informó sobre el director de la policía colombiana, general William Salamanca, quien aseguró que «habría sido capturado en la tarde del día en la localidad de Villavicencio». El hombre lo declaró y según indicó, “está sindicado de haberle quitado la vida a la niña Michel González Sierra”.

“Este tema (…) será trasladado de la ciudad de Villavicencio a la ciudad de Cali, donde quedará a disposición de la Fiscalía General de la Nación”, expresó en Salamanca, según reconoció la agencia EFE.

El crimen, que causó revuelo en Colombia, ocurrió cuando la menor era enviada por su padre a realizar compras en el mercado del barrio San Judas de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca.

“A su regreso a la residencia, al parecer, se levantará ante esta engañada mayor”, confirmó el comandante de la Policía de Cali, general Daniel Gualdrón, quien detalló que cuando los policías entraron “trazos de sangre” en el edificio.

“Esto nos lleva a buscar en unas canecas y en una maleta que se ubica debajo de una escalera, en un cuartillo de elementos de guardar. En un bastón (y en el macho) encontramos partes del menor”, ​​afirmó el funcionario.

Gualdrón aclaró que la persona que entró delito Está plenamente identificado como Harold Echeverry. Las autoridades ofrecen una recompensa de unos 100 millones de pesos (unos 25.000 dólares) por información para arrestarlos.

Por su parte, Genaro González, padre de la menor, aseguró en todo momento a EFE: “Las últimas palabras que le dije a mi hija esa noche: ‘Papi, no me demoro’ y no la volvió a gusano».

Las compañeras de la víctima lo acompañarán en sus últimos días antes de la mediación, en una eucaristía, levantando cárteles que deciden: «hay que salir a la calle sin que regrese el ambiente».