El PP dice que el déficit del Senado se reducirá si no se hacen inversiones

El PP confirmó este mes que votará en contra del mensaje de estabilidad, no antes de los presupuestos de 2024, si el Gobierno no acepta una serie de exigencias, entre las que suponen bajadas de impuestos y Mayor flexibilidad del déficit para las comunidades autónomas. «El PP apuntará a los objetivos» si no es capaz de abrir una negociación, situó la portavoz del PP en el Senado, Alicia García, en una presentación callejera para defender la posición del partido en el debate sobre la estabilidad misión que se celebrará este año. miércoles en la Cámara Alta.

La aprobación o reembolso del envío de estabilidad -que irá acompañado, pero no votado, por el técnico de restauración- marcará el calendario presupuestado, que ha acumulado un rendimiento notable, porque Si no se concreta ninguna venta, el Gobierno tenderá a presentar un nuevo envío al Consejo de Ministros una vez aprobado por el Congreso y el Senado..

El resultado del voto de los mineros depende de la posición del PP, que es absoluta en el Senado., pero debido a esa «debilidad parlamentaria», la formación no recibió «ni un llamado ni un mensaje del Gobierno para seguir» su apoyo, criticó García. En ese momento, el PP deberá debatir con los negociadores si cumple con una serie de exigencias que fueron detalladas por el vicesecretario de Economía, Juan Bravo, y que en el afluente incluían la deflación del tipo IRPF, la reducción del IVA de la luz y el gas, la reducción del IVA de carnes, pescados y conservas y la eliminación del impuesto a la producción de energía.

A esto se suma la exigencia de “Compartición” los objetivos de déficit entre el Estado y las comunidades autónomas, porque la mayoría de los márgenes pertenecen actualmente a la administración central; el respeto a la autonomía fiscal de las regiones y la asignación de un fondo a favor de la autonomía para garantizar la salud, la educación y la política social, que no han sido certificados. El paquete propuesto por el ejecutivo y aprobado por el Congreso permitió reducir el déficit público al 3% del PIB en 2024., al mismo tiempo que las normas fiscales europeas, y avanzar con esta corrección en 2025 (2,7% del PIB) y 2026 (2,5% del PIB). Alcanzará el 106,3% del PIB en 2024, el 105,4% del PIB en 2025 y el 104,4% del PIB en 2026.

Retorno de presuposiciones

Una vez saldado el déficit, la Ley de Estabilidad establece que el gobierno deberá presentar uno nuevo en el plazo de un mes., que también tenderá a pasar por el Congreso y el Senado, que requerirán el presupuesto proyecto de 2024. En caso de que también se solicite esta segunda expedición, el Gobierno defiende que, según un informe de la Abogacía del Estado, poder presentar el proyecto previsto, basado también en los objetivos presentados a Bruselas en abril, fue validado por las autoridades comunitarias, en lugar de las nuevas. Sin embargo, García defiende que la ministra de Vivienda, María Jesús Montero, «inventó una información inexistente», quien justifica que no era pública, pidiendo al PP que la solicitara el pasado 12 de diciembre.

Utilizar el envío de abril en lugar del nuevo no cambia el objetivo de déficit global, que en otros casos es del 3% del PIB, pero tampoco la distribución por subsectores., lo que implica una mayor flexibilidad para las comunidades autónomas (equilibrio en lugar de una décima de déficit) y los ayuntamientos (dos décimas de supervivencia en lugar de equilibrio). Bravo ni que el PP esté perjudicando a las regiones con su voto porque «la responsabilidad es del Gobierno» y «si el Gobierno no es capaz de hacer sus deberes» no puede ser culpable ni del PP ni de las regiones que prepararon sus cuentas con el déficit objetivo comunicado, que era el 0,1% del PIB.

WhatsAppGorjeoLinkedInSer fuerteSer fuerte