Exalumnos de universidades religiosas planean rescatar y violar a sus compañeros de estudios

“Agarrarás a la F… ya la V… y las voy a descuartizar”, así fueron los mensajes que le enviaron a un grupo de chicas de Colegio San Juan Evangelista haciendo referencia a sus compañeras de curso. Las madres de la institución ingresaron a los hogares que estaban previstos a partir de marzo.

Esta última semana, los exalumnos del Colegio La Boca se revelan como Un grupo de miembros de la empresa se organiza y planea seguir y violar. Los mensajes envían violencia extrema que consiste en “pegarle patadas en la cara” hasta «tirarlas al río para después de violarlas». Para poder conectar tu iban a tu conexión con el cable de auriculares.

“Saquémoslo del fondo de un puente, llevémoslo a los pinos y violemos los pegamos patas en la cara”, dijo uno de los gatos que se difundió. En ese momento, uno de los imputados publicó una historia en Instagram, etiquetó al resto del grupo y escribió en una imagen donde veía sus respuestas: “Yo con los pibes mañana loco. Soy re violín y no me importa la caña Y el p… el director de la universidad me echó… maldita sea…”

«Tenemos una charla de valores después de lo que gasté. Una de las madres de las niñas dijo que se trataba sólo de una conversación de hombres. Tengo amenazas de que m’iban a cagar a palos. No estoy bien psicológicamente”, aseguró una de las chicas involucradas en el Clarínquien optó por no dar su nombre por motivos de represalia.

Desde la universidad mantiene este diario en el que tiene planeados a sus hijos desde marzo de este año, pero esta semana recibieron sal en la luz. Como resolución, decidir que los implicados tomen clases de manera virtual, pero no debemos abandonar la decisión de expulsión.