La amnistía para los separatistas trae la situación a España

Según los separatistas catalanes, Pedro Sánchez espera ser confirmado oficialmente como presidente del gobierno español. Los comentaristas internacionales han hablado con Sánchez para mantenerlo en el camino de la extrema derecha hacia el poder. Pero el hecho es que los principios fundamentales del Estado de derecho son vulnerables y que deben defenderse, sin comprometerse, con un enfoque democrático.

Las consecuencias para la plaza principal de esta plaza pueden ser graves, tanto para España como para la defensa de la democracia en el resto de Europa. España tiene una democracia vigente desde 1978. NUESTRO transicina alabar a menudo c

Para seguir el curso Premium
Precio de 1€ y el primero

y disfruta de acceso ilimitado a todo el contenido web de la expansión


Suscribirse a su cuenta de Google en dos clics