La mujer hallada en un pozo de Jerez es una iraní desaparecida hace más de dos meses


La Policía Nacional encontró ayer, domingo, tras un exhaustivo dispositivo de búsqueda el cadáver de una mujer en un pozo de riego agrícola a gran profundidad situado en una zona rural de Jerez de la Frontera (Cádiz), conocida como Cortijo de Ducha. El cuerpo sin vida, a falta de confirmación oficial por el ADN, corresponde a Buran Forouzan, de 64 años, una mujer iraní afincada en Jerez de la que no se sabía nada desde principios de julio, según ha podido saber ABC. Los agentes de Desaparecidos de la UDEV Central de la Policía han detenido a un individuo, mayor que ella, con el que la víctima había mantenido encuentros esporádicos como presunto autor del crimen.

El 1 de agosto la Policía Nacional alertó en Twitter: «Esta mujer ha desaparecido en Jerez de la Frontera. Piel blanca, complexión delgada, 1.60m y 55 kg, cabello corto, rubio y rizado, ojos verdes, usa gafas graduadas» y aportó un teléfono y una foto de la mujer para que si alguien la había visto llamara. El tuit lo encabezaba la alerta de «IMPORTANTE» y se añadió que «podría haber desaparecido de forma involuntaria, forzosa y con riesgo para su vida». Las sospechas se han confirmado.

Buran fue vista por última vez a principios de julio tras salir del albergue municipal en el que vivía en ese momento, en una situación de alta vulnerabilidad. Se la buscaba entre las provincias de Sevilla y Cádiz.

Los investigadores de Policía Judicial que habían recibido la denuncia de un familiar, también asentado en España, seguían el rastro desde hace días y ayer domingo se puso en marcha un amplio dispositivo en ese paraje rural jerezano en el que participaron numerosas unidades policiales de Madrid y Cádiz.

La Policía informó horas después del hallazgo y rescate del cadáver del que no se facilitó identidad, así como de la detención de un individuo del que no han trascendido apenas datos al estar secretas las actuaciones. Las fuentes consultadas por ABC precisan que no se trata de un caso de violencia de género de los tasados por la ley.

El cuerpo de la mujer se trasladó al Instituto de Medicina Legal de Cádiz donde se realizará la autopsia y cuyo informe revelará las causas de la muerte. En el dispositivo han participado especialistas de la Unidad de Subsuelo, Policía Científica y Unidad de Medios Aéreos.