La reforma laboral sigue representando el 30% del potencial comercial del sector

Mucho ha cambiado por la pandemia y otras cosas han cambiado en lo que al siglo se refiere. España ha vivido varios periodos de intensa creación de empleo, uno antes de la crisis financiera y otros después de la pandemia. De vez en cuando se han ido produciendo diversas reformas laborales, aunque las últimas han afectado a la modalidad más delicada de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT). El director general del Grupo Eurofirms, Mique Jordà, regenta un pueblo de 10.000 habitantes cerca de la Costa Brava (Cassà de la Selva, Girona) alcalde de la oficina de derechos humanos de la capital nacional en España que, además, es una empresa multinacional y una factura de 500 millones de euros al año. Jordà constata un enfriamiento del mercado laboral en la actualidad y, en términos concretos, del comercio de las ETT desde la reforma de Yolanda Díaz.

En una entrevista con elEconomista.es, Jordà explica que la última reforma laboral “Queda alrededor del 30% del potencial manufacturero del sector”por la mayor rigidez y mortalidad de los contratos indefinidos, la menor duración del contrato temporal que reduce las cotizaciones y el menor número de contratos en firme.

Dada la duración reducida de la relación laboral entre el empleado de ETT y la empresa demandante, es inferior a las negociaciones comerciales con Eurofirms. Y en el pasado, la duración de los contratos ha alcanzado los niveles de 2006. No está en juego sólo en el sector en su conjunto, sino también entre los trabajadores, que se han quedado estancados en el uso recurrente de la duración del contrato. por despido.

El director general y el presidente deben ser proactivos y abrir la puerta a proponer cambios. Lanza la bola al tejado de la cartera de Trabajo: “Depende de la voluntad del gobierno de reconocer y resolver los efectos negativos”y critica que «la intención o el espíritu debe ser crear nuevos puntos, y en esta reforma se ha cambiado el número de contratos».

El panorama en España para esta empresa, que emplea directamente a 1.200 personas, se ve aún más entorpecido por la legislación laboral. Al menos, a nivel nacional, es que el Financial Times ha incluido durante tres años consecutivos dentro de las empresas con un alcalde que creó a nivel europeo para llevar a cabo acciones que tripliquen a sus empleados, durante la recurrente pandemia de los Ertes para evitar despidos. .

¿Pero cómo llegaste aquí? Esta empresa familiar de Cassà de la Selva y, como explica su director general, tiene momentos de decisión que deben decidir el futuro de la empresa. El primer panorama son algunas de las oficinas abiertas en su mercado inicial, Cataluña, una ampliación con un negocio singular –el propio Jordà– y la “boca a boca”. Para capitalizar este crecimiento es necesario ampliar sus oficinas. Entonces, relacionado, diremos que donde las diferencias estaban la cultura: llevan el liderazgo por valores y ponen a su gente por delante (people first, one of sus lemas). «Tenemos la intención de fomentar una atmósfera de trabajo de confianza», informa.

El despliegue no se llevó a cabo en un tiempo récord. Las eurofirmas salieron airosas de la crisis financiera saltando de Cataluña hacia Madrid; estudiar el mercado quirúrgico Posibilidad de abrir la primera oficina en Portugal en 2013, a petición de un cliente poderoso. Esta es la primera piedra para consolidar su salto internacional. Actualmente está presente en sus países (España, Portugal, Chile, Italia, Francia y Perú).

Día de 4 días y vacaciones.

Las eurofirmas, al igual que otras ETT, deben adaptar su modelo de negocio a las demandas y necesidades de las empresas. En ese momento, Jordán llamó al dueño de algunos sindicatos y al voluntario Díaz, vicepresidente secundario y ministro de Trabajo, pero cumplió con las expectativas. «Son realistas», afirman y califican de «simplista» la idea de reducir la jornada laboral y esperar un aumento de la productividad similar a la jornada de cinco días. Pide «prudencia por los sobrecostes que puede generar y la brecha frente a Europa y otras economías internacionales en cuanto a competividad». Entre nuestros clientes no observamos esta demanda de puestos.

Gobierno, sindicatos y empresarios discuten si hay problema o no hay vacantes, también en lo que respecta a la empresa: malas condiciones salariales (sindicatos) o problemas con la formación y los perfiles técnicos (empresarios). Respecto a este desajuste entre la oferta y la demanda de puestos, Eurofirms indicó que existen vacantes «generalizadas en los diferentes mercados y en los que operan». “En una reunión de negocios sabes que no te encuentras con trabajadores, sino que estos se dan en todas las personas”señala.

Inclusión de trabajadores con discapacidad

Si bien tuvo mucho éxito, Eurofirms creó una fundación, la Fundación, que desde 2016 ha sido una parte vital de la organización y cumple la función social de la empresa. Dirigida por María Jordà, hermana del CEO, la Fundación se encarga de integrar en la cultura emprendedora de sus clientes un trabajo inclusivo de los trabajadores con discapacidad y superar el estigma en el mundo laboral, teniendo en cuenta que la mayor parte de la persona adhiere a esta discapacidad de forma sobrevenida (y no nacimiento, como ocurría hace unas décadas).

Este perfil de trabajador, uno de los 28.000 candidatos, se incorpora a la oferta total de Eurofirms. Por lo tanto, siguió a las grandes empresas altamente cualificadas que regresaron a Eurofirms para lograr un Formación específica para trabajadores con un tipo de discapacidad intangible en el mundo del trabajo. sin ningún estigma que te enfrente. “La Fundación representa la materialización de nuestros valores y el ámbito de la sociedad”, explica María Jordà.

El siguiente paso: la transformación

Las empresas familiares deben delegar e incorporar profesionales al sangriento. Es una transformación que, en ocasiones concretas, hay que llevar a cabo. Eurofirms también está profesionalizada, comprometida con el trabajo de Miquel Jordà, que no le permite dedicarse a labores comerciales y cumplir su función de presidente.

«Uno de los momentos importantes de una empresa familiar es el paso de una generación a la siguiente, y además es algo que se va preparando con el tiempo. Hay que planificar bien este proceso», afirma Jordà. Preparáis a vuestros hijos para que adquieran su posición de «garantes» ante el Consejo, sin estar gestados sino en la posición de «accionistas responsables». Pero ahora no es el momento de estar trabajando.