Los empleados de Siemens Gamesa Arazuri se quedan en casa exigiendo las mismas condiciones que el resto de centros

alrededor de Cien años de personas, convocadas por el comité de empresa.Esta manifestación tuvo lugar en Pamplona bajo el lema “Por una convención digna y unificada”. La marcha partió de la Plaza de las Merindades, registró Carlos III y finalizó en el Paseo Sarasate, frente al Parlamento de Navarra. En la mayor parte del expediente se enviaba como “Siemens Gamesa sintate a la mesa” o “Si no se ha encontrado una solución, hay que revolucionar”.

En declaraciones a medios de comunicación, Carlos Fernández, delegado de la CGT en el comité de empresa de Siemens Gamesa ArázuriLe expliqué que Su fábrica, con 62 trabajadores, es «el único centro de Navarra que no está adherido al convenio corporativo de oficinas», lo que supone una «clara discriminación». «La empresa siente mucho más la boca cuando la igualdad fue tocada por el saco», criticó.

«Sentimos lo mismo en el resto de nuestra empresa», dejó Fernández, quien afirmó ser un trabajador de Siemens Games en Navarra que, «haciendo el mismo trabajo, está incluido en el contrato corporativo de oficinasque debemos entrar ya”. Sin embargo, desde la dirección de la empresa Arazuri “el nico que nos propuso ingresar en la base de una convención limpia, que tiene las distancias entre nosotros y los demás se están ampliando”.

Por esta razón, el comité de empresa convocó a una persona indefinida en eso “estamos 100% unidos, toda la planta va a uno y es algo que te va a encender”. “Nosotros estamos más unidos que nunca, esto no ha hecho más que empezar”, dijo, informó Europa Press.

“Todo lo que tenemos con la empresa es una tontería y tenemos que cambie la situación, parece ser que lo entendemos o lo explicamos bien”Criticó a Fernández, quien afirmó que «no podemos participar en los movimientos».