Los ingresos de los automovilistas se verán afectados entre un 5% y un 6,65% en 2024

Las filas de las autopistas de tenencia estatal se someterán entre el 5% y el 6,65% en 2024, una cifra muy superior al 4% de incremento por el que se inclinan los propietarios de concesiones de vía, según los datos del IPC de noviembre. No hay obstáculo, la subida será mayor. El Ministerio de Transportes, que dirige Óscar PuenteSe traduce en la actualización de las tarifas de estos autotopistas a partir del lunes 1 de enero, que se incrementarán entre un 5% y un 6,65% “en función de las condiciones específicas de cada diseño”.

Esta tarifa reducida, uno de los servicios más delicados para la nueva ministra, apoya concretamente a los usuarios de la AP-51, AP-61, AP-6, AP-53, AP-66, AP-7 Alicante-Cartagena. , AP-7 Málaga-Guadiaro, AP-68 y AP-71, AP-9 y AP-46. La medida fue aprobada mediante decreto ministerial, a propuesta de la Delegación del Gobierno y las Empresas Concesionarias Nacionales de Carreteras Pesqueras.

Transportes justificó el incremento autorizado para el crecimiento del IPC, al amparo del artículo 77 de la Ley 14/2000, de 20 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y de orden social, así como para meditaciones extraordinarias y temporales aprobadas para la final de 2022 limitar los aumentos de precios al 4% en 2023.

“El año pasado hubo un subsidio para mitigar los efectos de la alta inflación, porque será necesario aplicar un subsidio entre 8,4% y 9,5%, y se establecerá la obligación de eliminar el subsidio a resultados finales. a partir de 2026 se decide que la irla afectará al usuario en forma aumentada en el plazo de tres años, así como, por tanto, realizar las presuposiciones necesarias para él. Debo tener en cuenta que la subvención arancelaria es acumulativa, por lo que la necesidad de repercutir la diferencia al usuario nuevamente, que no se cancelará en 2023Todavía poco a poco, para que esto se pueda hacer en mejores condiciones para los ciudadanos”, explica el departamento que dirige Puente, asegurando que, de no continuar en 2024 con los subsidios ya previstos, la alza de los pesos habrá superado el 8,5%.

Hasta 2022, el Ejecutivo aprobó la limitación al 4% del incremento de los ingresos una vez autopistas de pago en 2023 para mitigar el incremento de tarifas del 8,4% por la evolución del IPC y el efecto de las revisiones extraordinarias en tres partes de Ellas. En ese momento, Transportes informó que habi autorizó una línea de 23,3 millones de euros para financiar la reducción de la subida tarifas en 2023, estableciendo la obligación de la Administración General del Estado de proporcionar las piezas necesarias para mitigar «parcialmente» la subvención entre 2024 y 2026 para que este incremento sea más rápido. Asegura Transportes que la aplicación de este medio ha supuesto en 2023 un horror de más de 33 millones de euros para los usuarios, y cifra en otros 30 millones la importación que supone la subvención en 2024.

Para el próximo año, Transportes no prevé subsidios a las tarifas de los pasajeros de los automovilistas que administran la Empresa Estatal de Infraestructura del Transporte Terrestre (Seitt), que restableció el Estado.