Los sindicatos aprobaron la irrupción del gobierno y la presión a Telefónica para mejorar las condiciones del ERE.

Actualizado

El sindicato defiende la entrada de la SEPI y clama que se refuerce la «espaolidad» de la empresa

El secretario general de UGT, Pepe ÁlvarezZipi AragónEFE
  • Empresas Telefónica mejora su apoyo al ERE, pero ignora los planes de venta anteriores

Los sindicatos solicitaron a favor del Gobierno la entrada del Estado en el capital de Telefónica a través de la SEPI. UGT celebró la compra del 10% de Telefónica por parte del Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI) con el objetivo de presionar a la empresa para que mejore las condiciones de salida de los 4.000 trabajadores afectados por el ERE.

«UGT valora positivamente este movimiento, entendemos que debe reflejarse en una mejores condiciones de trabajo y sociale de las trabajadoras y trabajadores de Telefónica», selló en un comunicado del sindicato.

El sindicato fue el encargado de investigar a la empresa para culminar el proceso, que afecta a los empleados del intendente de 55 años. «El anuncio de la entrada de la SEPI con un 10%, que convertirá al Estado en el mayor accionista de Telefónica, y lo mismo que la entrada del fondo aud STC, con un 9,9%, responde a la posición en la bolsa de la empresa, al mismo tiempo que estamos seguros de la posibilidad de acudir a un acto para que la desvinculación de los compañeros et compañeras sea mayoritariamente voluntaria”, apuntan desde el sindicato.

Assimismo, la presidencia también avanza hacia las negociaciones del convenio colectivo, mientras los sindicatos llevan semanas buscando incluir algunas de las promesas laborales del gobierno como la reducción de jornada en el nuevo pacto social con la empresa.

Incluso sobre el conjunto del plan de trabajo, el sindicato considera que el hecho permite garantizar el espacio del acionariado y apunta a que «la estabilidad de la planta», en el momento en que se considera que esta nave unificada con el STC fortalece la posición en el mercado de valores.

Los sindicatos llegan tarde para continuar las negociaciones del ERE en un clima optimista con la mejor oferta de la empresaque, aunque los postuladores de los otros planes de salida se ocupen de ello, las esperanzas de la organización de trasladar al menos un hecho cercano a estos.