Mundial de Baloncesto: Una Espaa irreconocible se deshace ante Letonia y se mete en un autntico lo

Actualizado

La seleccin, gris toda la tarde en el Indonesia Arena, cae ante los letones tras anotar slo 11 puntos en el ltimo cuarto. Debe ganar a Canad el domingo o aguardar carambolas para estar en cuartos

Davis Bertans celebra una canasta ante Espaa.Achmad IbrahimAP

Llegada la primera hora de la verdad, tan ansiada y tan temida a la vez en este tipo de aventuras, Espaa sac a pasear todas sus debilidades para meterse en un buen lo. Esta celebrada Letonia que despej a Francia de la hoja de ruta, a la que sustentan en Yakarta ms de 3.000 aficionados dispuestos a la gesta, puso en evidencia las debilidades del grupo de Scariolo, derretido y derrotado, sin referentes ni alma, al que ya slo una victoria ante la temida Canad el domingo o una autntica carambola le salva de no quedar expulsada del Mundial en el que defiende oro. [69-74: Narracin y estadsticas]

Todo lo que pudo salir mal le ocurri a Espaa en el Indonesia Arena, una tarde para el olvido. Desenfocada desde el amanecer, espesa siempre menos en un suspiro en el tercer acto, ni los ases en la manga de Scariolo surtieron efecto esta vez. Tampoco hubo hroe que sustentara una ventaja lograda con ms sudor que buen baloncesto, pero que el corazn de Davis Bertans y compaa remont con demasiada facilidad. Donde menos se esperaba, en el partido que le hubiera otorgado el billete para los cuartos de Manila, la seleccin hizo aguas.

Y fue de principio a fin. La misin inicial era la de contrarrestar el mpetu letn y para ello Scariolo introdujo a Alberto Daz como novedad en el quinteto. Y la segunda era la de encontrar a Willy como principio de todas las cosas en ataque, pues Luca Banchi opta por un baloncesto dinmico sin torre, jugando con la versatilidad de guerreros como Rolands Smits o Rodions Kurucs. Con las fuerzas parejas, el amanecer estuvo marcado por la aspereza, por ms errores que aciertos. Iba a ser la tnica.

Fallos en los tiros libres

Y sin triples. Novedad, sobre todo en los letones, que viven y mueren del permetro, francotiradores sin complejos. La segunda unidad de Scariolo aport el colmillo defensivo, pero le costaba despegar a la seleccin como a un avin de papel entre la polucin de Yakarta. Aldama no logr aportar ofensivamente en la espesura de ese tramo, en el que la seleccin se chocaba contra el msculo letn.

Los fallos se sucedan de forma alarmante, tambin en los tiros libres, todo un lastre, con malas selecciones de lanzamiento y porcentajes terribles. Prdidas inslitas, nervios. La seleccin slo fue capaz de anotar 18 puntos en los 17 primeros minutos. Y los triples letones iban a aparecer tarde o temprano. Y con ellos, las primeras ventajas (18-25). Tuvo que tocar fondo Espaa para resurgir. Antes de que la cosa fuera irreversible. Un tiempo muerto de Scariolo, Llull a los mandos, defensa y (al fin!) transiciones. Y los Hernangmez como ejecutores fugaces.

Ese parn de Scariolo, al que haban antecedidos sus gritos, fue como si a Espaa la espabilaran con un vaso de agua helada al rostro. Un 9-0 de vuelta, un 14-4 hasta el descanso, ya con ventaja, con el alivio de haber dado con la tecla y con el nico inconveniente de la tercera falta de Juancho.

Garuba, defendido por Kurucs.
Garuba, defendido por Kurucs.BAGUS INDAHONOEFE

Pero todas esas buenas intenciones quedaron arruinadas en el 1:14 de la reanudacin. Fue volver a meterse en un charco, no haber aprendido la leccin. Un 0-8 de pura falta de concentracin. Aunque Letonia -que no cuenta con Porzingis y perdi en el torneo al Dairis Bertans– tambin viva al lmite, cargadsima de faltas. Con Rolands Smits (4) y Zagars (3) en el banquillo y la irrupcin de nuevo del coraje del banquillo, Espaa encontr un resorte.

En esos detalles se sustenta el plan de Scariolo. Sin ‘top players’ en su plantilla, como se encarga de recordar; con los dos que lo podran ser, los Hernagmez, en el banquillo tambin penalizados por las personales. Sin Aldama y sin Nez (los debutantes no disputaron ni un minuto en la segunda parte)… Pero aparece un tipo que sabe que est precisamente para esos ratitos, para agitar el rbol cuando nadie lo espera. Tampoco el rival. Daro Brizuela devino en terremoto, en la gasolina que camb la cara de Espaa para afrontar la recta de meta con algo de viento a favor (lleg a mandar 54-42, min. 29).

Pero era la tarde de la angustia. La seleccin se enred como si no fuera consciente de las consecuencias. Despert la mueca de Bertans y acudi una sequa devastadora, atasco total, 11 puntos en todo el acto final (y 27 encajados). Con los Hernangmez olvidados en el banco, nadie pareca capaz de anotar en Espaa mientras los letones se suban a las barbas sin pausa. Zoriks fue el elemento sorpresa y Claver era incapaz de parar a Bertans. Cuando se quiso dar cuenta, la seleccin estaba en un laberinto sin salida (65-70 a falta de 1:28).

Ni la vuelta desesperada de Llull y los Hernangmez, ni los fallos en los tiros libres de los trmulos letones ni el triple de Brizuela… Espaa estaba k.o., su primera derrota en un Mundial casi nueve aos despus a manos de un rival al que todos haban dado por propicio.