por primera vez en años sufrió un acertijo de otra época

“La ocupación por ingresos es baja. Una toma de referencia inmutable o propiedades que si o si se alquilaban para público distinto, tanto medio como premium, y hoy hay dificultades. ¿Quieres bajar los precios? ¿Cómo podría bajar a esta altura de diciembre? El hombre que es Sergio Coronel, martillero, debe un edificio en Villa Gesell, un clásico de la provincia de Buenos Aires que se encuentra paralizado. una de las personas temporales en más de 20 años, con gran ocupación entre los 30% y 40% para enero.

Todos los consultores tomaron nota de los operadores turísticos o de los referentes de las principales entidades que nuclearizan el sector. El milagro, porque las cifras son distintas según el destino, es esencialmente casual y va a la pena resumirla.

1) El verano 2024, por ahora, pinta flojo, con pocas reservas. Si bien algunos son optimistas y están seguros de su regreso, otros operadores turísticos tienen el tono de quien -para decirlo sin rodeos- se patea la cara. Cruzan los dedos para que repunte.

Además, 2) por primera vez en años, algunos de los destinos más populares salen a la luz guardar en auto buscando estos cartelitos de alquiler (en tres ocasiones informales), pero no los dejaré por 15 días aunque solo sean cuatro o cinco.

Decide que necesita hacer una transferencia corta y en el puchoinformación que confirman tanto los operadores de la provincia de Buenos Aires como también de la provincia de Córdoba, donde “la gente se da cuenta de la reserva casi más cerca de las vacaciones“, declaró Darío Capitani, presidente de la Agencia Córdoba Turismo, que no dice que se trate de ocupaciones actuales.

Las playas de Villa Gesell esperan que los turistas este año tengan menos expectación.

Todos explican las mismas causas de esto que observamos. Sí, 3) 2023 será una excepción en la costumbre habitual de consultar y reservar vacaciones. de julio y agosto. Las múltiples citaciones electorales y la incertidumbre sobre los precios, junto con la depreciación salarial, realmente distorsionan todo el escenario turístico.

Esto, 4) generó porcentajes de reservas mucho menores o menores, especialmente en 2023 (especialmente notable) tuvo un año turístico “excelente”. El fenómeno inesperado se produjo al final de la semana navideña, cuando la ocupación se registró una caída del 20%.

¿Cuál es la conclusión? Eso, 5) la ocupación puede considerarse repulsiva, pero esto depende de dos cuestiones: que el consumidor indeciso (en este contexto) decida que, en su renta, la caída requiere un impulso a una reducción de los precios de oferta, algo que puedo confirmar Clarínen algunos de los destinos más caros de la Costa Atlántica has emprendido un viaje.

Es por esto que, como afirmó Aldo Elías, vicepresidente adjunto de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), frente a las tendencias de otros rubros, «el turismo es una actividad que no puede almacenar su producción, por eso todo va según lo planeado». ley de la oferta y la demanda.

Mar de las Pampas, uno de los destinos más exclusivos que permite reservas reducidas.Mar de las Pampas, uno de los destinos más exclusivos que permite reservas reducidas.

¿Entonces? “El alcalde exige que se ajusten los precios; una petición falsa, sobrevienen promociones y reducciones de precio«, definió.

¿Bajan los precios de las vacaciones dolarizadas?

“Salvando las caídas que vivimos en 2016 y 2020, desde la crisis de 2000 y 2001 que no nos muestra nada de eso. Es realmente posible que el tema del precio baje. Hoy venderé 10.000 pesos por persona en Villa Gesell. Una familia ha perdido 30.000 personas. Con precios de compra superiores a $45 por día para cuatro pasajeros, ¿pueden bajar el precio? ¿Cinco dólares? ¿Cual es la diferencia? “, dijo el Coronel con incredulidad.

En otros destinos, los más caros, donde los precios de los departamentos diarios han duplicado los de Gesell, el escenario es distinto, dijo Roberto Carlos Rodríguez, prometiendo una cucharada de optimismo. Es presidente de la Cámara de Turismo de la provincia de Buenos Aires, también hotelero en Mar de las Pampas.

“Los lugares turísticos ABC1, como Pinamar, Pinamar norte, Mar de las Pampas o Cariló, por ejemplo, tienen una Límite de reserva de energía del 30% Como el año pasado, pero los precios se reducen al 20%. Estamos convencidos de que la ocupación, que hoy llega al 70%, sube al 85% o al 90% para ganar dinero”, estima, y ​​creo que es al final de «una larga semana del año que surge un nuevo movimiento». es positivo.

Es cierto, afirma, «el mes de febrero puede ser complicado. El carnaval sólo puede realizarse a partir de este fin de semana y siempre sin ocupación».

En Mar del Plata, dijo Clarín en ese momento, la ocupación rondaba el 60%. Una nota de estos viernes del periódico local La capital Comentó el silencio de las autoridades respecto a la ocupación. Es lógico que se entienda como un signo de salud relacionado con la enfermedad. Hay un comentario sobre los precios de compra del 50%, desde el anuncio del presidente Javier Milei. El coronel, en referencia a Gesell, confirmó que tuvo una triple aplicación de precios de compra a lo largo de un año.

En Mar del Plata la ocupación se produjo hace 60 años.  Foto: Marcelo CarrollEn Mar del Plata la ocupación se produjo hace 60 años. Foto: Marcelo Carroll

Desde el CAT, Elías comparó los distintos escenarios que requieren que se realicen otros atractivos del país: “Hay destinos principales, como Salta, que están alrededor del 30% de ocupaciónpero otros, como Ushuaia (Tierra de Fuego), estás al 75%. Córdoba, en cambio, es muy paradójica, como la ciudad de Buenos Aires”.

Elías recordó que entre las elecciones nacionales y la «inflación galopante», pero también «la sombra incierta del nuevo plan económico», la conclusión de las reservas demoró muchísimo. Por otro lado, por así decirlo, “la gente se propone descubrir los atractivos de la búsqueda de destinos y las facilidades que permiten reservar un destino en el último momento, etcétera”.

“Veamos qué pasó en el último momento. Imaginemos y esperemos una mejora en los intereses de la ocupación”, confía.

Turismo, con expectativas infladas

Una vez que las consultas se redujeron, el punto de inflexión se produjo al final de la semana de Navidad, que “no hay respuesta a las expectativas”, aseguraron varios de los consultados. Esta palabra, “expectativa”, encarna el subibaja mental que tanto pesó en la Argentina estos días.

Los operadores, de hecho, llegaron engolosinados, antes de 2023, lo que Rodríguez calificó de “verdaderamente espectacular”. Habían logrado superar, en muchos destinos del país, las cifras profesionales registradas en la prepandemia. Por otro lado, señaló Coronel, el fondo de reservas para el dinero que vive Villa Gesell, en comparación con las dos verdades anteriores, no llega a menos del 60%.

“Somos cautos con los dueños porque fijan los valores después del proceso electoral y en base a los incrementos y variaciones del dólar blue, con el dólar entero. Pero en los edificios sabemos que pocas consultas desde julio y agosto Había un indicador de esta situación: una situación complicada”, afirmó.

Clarín Por favor tome nota si está preocupado. El coronel, paciente, dijo que no: “El que quiere trabajar y quiere que el tiempo sea lo mejor posible”. Rara vez los observamos públicamente en comparación con otros años desde Navidad. El más fuerte es enero, segunda quincena. Creo que es el fenómeno de los «pocos días». Y en febrero volverá a suceder en una combinación: renunciar a servicios o comodidades que antes eran esenciales. si o si un cambio para poder tener un día de vacaciones”.