¿Por qué todos somos más intolerantes? El Veneno des Redes y la Bronca Política se enfrentan al odio

Allá toleranciaSegún la definición de la UNESCO, es respetar, aceptar y valorar la diversidad humana, ya sea, cultural, religiosa, sexual o política. Una escalada internacional, España, Irlanda y Portugal estos son los países que tienen más problemas con la tolerancia, una enorme virtud que hoy celebra su día internacional. En consecuencia, los datos indican que los españoles son todos los más intransigentes, acción política que deriva en la conducta de Discriminación, segregación, hostilidad, incitación al odio y estigmatización.. ¿Por qué?

“Hemos normalizado la intolerancia y la violencia contra los demás. “El núcleo duro de la intolerancia no garantiza la dignidad de la persona”, explica. Esteban Ibarra, presidente del Movimiento Contra la Intolerancia. El activista que lleva más de 30 años defendiendo el respeto a los derechos humanos, así como los factores que explican el aumento real de la intransigencia de sus redes sociales (y el «veneno» que tiende la mano de la jauria de odiadores digitales) así como el polarización de la políticaque deriva en un lenguaje peligroso y un mal ejemplo para toda la sociedad.

En 2022, la policía investigó 1.869 delitos e incidentes atroces en toda España, lo que permitió un aumento del 3,7% respecto a 2021, según las estadísticas del Ministerio del Interior. Los crímenes atroces de racismo y xenofobia son los más numerosos (43%), seguidos de la orientación sexual y la identidad e ideología de género. Euskadi, Cataluña, Madrid y Andalucía Incluya la lista de estos delitos, incluidos los que se derivan de estas lesiones, lesiones, lesiones y lesiones.

Esta es la mitad de los delitos odiosos que se deben al racismo y la xenofobia, seguidos de los relacionados con la orientación sexual y la identidad de género.

el discurso del odio basado en el desprecio y la animación hacia personas o colectivos. Por otra parte, la UNESCO define la tolerancia como “el acto activo de reconocimiento de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los demás». Tolerancia significa que la persona en su totalidad es libre de adherirse a sus propias creencias y de aceptar que las personas se adhieran a las exigencias.

“Hemos normalizado la intolerancia y la violencia contra los demás. El núcleo duro de la intolerancia no garantiza la dignidad de la persona;

Esteban Ibarra, presidente del Movimiento Contra la Intolerancia

“Esfera política macarra”

Por la importancia mediática de hacerse cargo de las políticas y la polarización de las instituciones, Ibarra les ayudó a abandonar la labor de “macarra”; en que fue hecho y debe utilizar un lenguaje que invite a la intolerancia. “Criticar y decir es perfecto, pero siempre con respeto y dignidad”, defiende muy claro que porque el más radical es una persona más discurso de odio lanza. Ibarra no es el único que critica a la extrema derecha y a los recientes delincuentes en la sede del PSOE, sino también al resto de la abanía política. “Pablo Echenique (exditado y activista de Podemos) tiene una boca muy peligrosa. Dados porque y expresiones que no ayudan con la realidad. La tolerancia es el camino hacia el pacto”. “Se puede ir en contra de la ideología de una persona, pero no en contra de su dignidad. Estás en contradicción con el ideario de Vox, pero no con la dignidad de Santiago Abascal”, concluye.

El presidente del Movimiento Contra la Intolerancia pensó en los políticos que utilizan correctamente la palabra tolerancia. “Muchos políticos dicen, por ejemplo, “Tolerancia cero con los ataques machistas”. Pero es ambiguo. Confundir tolerancia con permisividad. No hay tolerancia al uno hay, ni dos, ni tres.. «La tolerancia no permite la intolerancia», afirmó el activista.

La educación, la base de todo

Además, debemos corregir el “lado macarra” de muchos líderes políticos, revertir la intolerancia mejorando la educación. Las técnicas del movimiento contra la intolerancia visitan unos cada año 1.500 universidades ofrecer charlas y darse cuenta de que “algo ha caído” para que se normalice la violencia contra el otro. No es sólo porque la existencia de grupos violentos y de jóvenes que hacen gala de sexismo o misoginia demuestra que la tolerancia sigue ahí. firma colgando de la educación en sus hogares y en sus hoteles. “Incluimos el mandato internacional de educación para la tolerancia. Lo consideramos mucho una cosa religiosa, porque tenemos la virtud de una virtud cívica. Pero no nos enseñan en las aulas”.

“España trabaja por una renovación municipal de la educación”

José Manuel Bar, Secretario de Educación del Estado

Noticias relacionadas

La semana pasada se celebró en París, precisamente, una conferencia general de la UNESCO como Secretaria de Estado de Educación en ejercicio, José Manuel Barinsistiendo en que España está haciendo “un favor de un renovación de la educación municipal»r;. “No podemos hacer nada con respecto a nuestros valores o nuestra democracia. Hay que trabajar por la democracia todos los días, a todos los niveles, porque sólo La democracia garantiza la libertad y los derechos de los ciudadanos.»r;, explicó el alto funcionario del Ministerio de Educación y PF.

“A lo largo de los años, hemos visto cómo la educación puede ser un palanca para el cambio y un medio para inculcar los valores de paz, comprensión y respeto. Sabemos hoy que debemos reimaginar nuestro futuro futuro y, para ello, debemos insertar estos valores en las escuelas y, sobre todo, fortalecer y fortalecer el papel de los docentes”, concluye.