¿Ye si el perfume que usas hace majo? “La idea de que un aroma juvenil es más un fresco que un mito”

En España nos encantan los perfumes, es de hombre. No podemos decidir si sabemos más o menos de perfumespero aromatizar está o está antes de salir de casa en nuestra vida de cocina, algo que Hemos visto en casa y heredamos, like los ojos azules, una buena melena… «Los perfumes forman parte de la tradición: mi abuela se perfume, yo me perfume. Es un gesto automatizado», contacta el experto en perfumes Daniel Figueroa (autor de ‘contraparfum’, ed. Superflua) en una entrevista con Yo doña. Pero mucho ojo: que mi abuela se perfumera, et yo lo haya aprendiz de ella, No quiero decir que quiera más que mi abuela. (al menos, no hasta que alcance su venerable edad).

Por eso, por ejemplo, no me perfumo con ‘Nº5’ de Chanel. Es un perfume maravilloso, un icono de las fragancias, un hito, una composición vanguardista para su época -y también para la actualidad-, donde el ramo de Jazmín, Rosa e Ylang-ylang se ensalza con aldehidos, un compuesto químico diferente y único. Un perfume que conocía porque era un básico. en el tocador de mi esposa Lita, la mujer que me abrió los ojos a muchos temas de belleza -hay muchos cosméticos vintage muy actuales- y son aceites inconfundibles, que ya son estrellas en el interminable pasillo de su señorial piso de Santander (que olía siempre a ‘Nº5’ ya tabaco…). Un perfume como ningún otro… con el que me dijo que mi Lita quería decir que tenía intención de usarlo. Que obviamente mi madre Lita era una señora despampanante que fumaba elegantemente con una mujer, cual actriz de Hollywood, y levantaba los chaneles mucho mejor que Chanel (con pérdida). Pero el olfato, ese gran amigo ya veces peor enemigo, rey del subconsciente y la nostalgia, y cual Proust con su madre y su Madeleine, hacen que ‘Nº5’ me transforme en mi madre Lita… Con la educación que viviste en madre Lita (20 años más que mi madre real). Con lo cual, sí, a mi perfume que popularizó Señorita Chanel, A mí echa años encima.

¿Los Perfumes tienen edad?

Está claro que una golondrina no se hace realidad, y mi caso concreto no sirve para crear una teoría sobre si un perfume, como se ha determinado cortes de pelo o penados, puede echarnos años encima o ‘envejecernos’ de un spray a otro. La Academia del Perfume Acude al rescate y sí se atreve a hacer un discurso que va de lo particular a lo general: «If a chica joven huele el perfume que usaba su abuela, probablemente parezca de persona mayor, pero si este mismo perfume lo lleva una amiga, seguro que percibo otra forma distinta». Sí, el olfato, amigo, enemigo, engañoso a ratos… Porque a mí, creo que llevo años ahí encima de un aroma no quiere decir que el ‘oliente’ tiene la misma percepción…

Entonces, ¿Hay perfumes más juveniles y otros que te echan años encima? En realidad, como comentamos, es más que una percepción ligada a nuestras propias experiencias con aromas, sobre todo lo que persiste desde la infancia. Además, como hemos reconocido desde la Academia del Perfume, la afinidad de un perfume u otro es algo muy subjetivo, que varía en función del gustos personales y también por motivos culturales. Tenemos un ejemplo: ¿nos saldría natural decir que las frescos de fragmentos ¿Es más “anti-envejecimiento”? Nuestra saldría, sin embargo Esperanza Pintado, experto en perfumes dior, esta es la rotonda: “La idea de que un aroma juvenil es más un fresco que un mito”.

Un mito que, en España, tiene razón de ser mito: así como en nuestro país perfumamos solemnemente con agua de colonia a los bebés que nacen, traemos los perfumes frescos que nos ocupan. con la infancia… la juventud más absoluta, vaya. De hecho, ¿qué saben algunos adultos que les fascinan las aguas de la colonia del bebé?

Al cambiar, países que son muy familiares con los perfumes orientales de muy jóvenes, como toda la cultura árabe, o en los países de Europa central, donde suelen gustar perfuma menos frescos y mayor intensidad, como destinatario de la Academia del Perfume.

Perfumes jóvenes o mayor: más todo el jugo

¿Por qué nos consideraremos entonces, si seremos modestos, de aroma más juvenil y eso por cambiar más “maduros”? El marketing tiene mucho que decir al respecto. Porque muchas otras veces, como demuestra la Academia del Perfume, que se considera joven a un perfume que no proviene de su color sino por los códigos estéticos que lo acompañan. Contamos con elementos como el packaging o la campaña de comunicación, que se dirigen a un tipo de público más específico. Un ejemplo : ‘Fama’, un nuevo perfume de Paco Rabanne tienes una imagen como una Elle Fanning (25 años), que se describe como el retrato de una generación (la suya, la Z), con un claro objetivo de mercado. En otro lugar, un “Me encanta” de Dior, la última versión, «Oro», reafirmado por el perfumista de la casa, Francisco Kurkdjian, ¿Qué pasa si 20 años después, el mismo resucitó, el de una? Charlize Theron 48 años.

Que el mundo de fantasía y aspiración que crea un perfume es inhumano y está condicionado al público en la hora de la elegancia, demostraron los expertos de la Academia del Perfume, en determinadas categorías de cigarrillos, descubriendo cómo los códigos estéticos condicionan mucho la percepción. porque si es huele sin ver ni saber, desaparecen como el acondicionador de la edad.

Perfumes generacionales

Si un perfume es más o menos joven o adulto tiene mucho que ver con su hijo de su época. Al igual que la moda, los coches o la comida, es consciente de la cultura, del pulso de la sociedad, de quienes respiran en la calle. Asimismo, la perfumería también es circular.

Este es el concepto de cómo quitárselo para Yo Dona la perfumista Ane Ayo, nariz española joven artífice de los grandes éxitos actuales, que señalaba que Las nuevas generaciones vienen en el antiguo algo moderno. Por favor, que no liguen el aroma de tus tías Lita a lo que envíes… Quizás porque nunca las aceitunas. “Lo que para nosotros avanza hacia lo clásico o la vida, no lo hace entre los jóvenes. Por ejemplo, los encantamientos “A Drop d’Issey” son, por así decirlo, una lila, un ingrediente clásico que utilizamos para nuestras abuelas. Pero son los más jóvenes, no son referentes en la memoria. Para ellos es algo nuevo”.

Hablábamos del gusto infantil y juvenil por las fragancias frescas en España commemo herencia ancestrale. Hoy, según Esperanza Pintado, «Los aromas más dulces son completamente adictivos para los consumidores más jóvenes. Este tipo de cliente tiene la necesidad de reafirmarse y elegir perfumes con un impulso y una sensualidad cautivadores. Los aromas más sabrosos y excesivos que encontrabas por casa y que utilizabas en tu cabello durante tu adolescencia. Yo, cambiando, en esas edades usaba pachuli para darme fuerzas.»

Estos perfumes también son indulgentes e indulgentes, también pueden atraer a más personalidades, como los de la Académie du Parfum, por ejemplo. “No, decidimos que hay perfumes que intercambias desde hace años, pero es una elección subjetiva y personal”. Mientras te sientes bien… y no piensas en la edad de aquel, por eso cada vez hay una interpretación acorde a tus circunstancias.